Robles Dental

Dentistas de familia desde 1984


Deja un comentario

¿El Alzhéimer podría estar relacionado con una infección en la boca?

alzheimer-700x547

Como lo oyen…A lo largo de los últimos años, diversos científicos han apuntado a una hipótesis poco conocida sobre el origen del Alzheimer: según su teoría no sería sólo una enfermedad, sino una infección. Ahora, un nuevo estudio publicado en Science Advances refuerza esa teoría y lo hace vinculando esa enfermedad degenerativa con un origen inesperado: una enfermedad en las encías. Jan Potempa, microbiólogo de la Universidad de Louisville, ha descubierto ‘Porphyromonas gingivalis’ en el cerebro de pacientes fallecidos de Alzheimer. Se trata del patógeno que provoca la periodontitis crónica, conocida como enfermedad de las encías, y no es la primera vez que ambas enfermedades se asocian, ya que un estudio de 2010 ya valoró esa posibilidad.

Se han llevado a cabo experimentos con ratones, en los que se provocaban infecciones orales con el patógeno, que condujeron a que las bacterias llegaran al cerebro y que éste produjera el péptido beta amiloide (Aβ), la proteína asociada con el Alzheimer. Los científicos creen que aún no han descubierto el origen de esta enfermedad degenerativa, pero están convencidos de que esta línea de investigación es importante.

Stephen Dominy, que coordina la investigación a través de la farmacéutica Cortexyme, asegura a Science Alert que “los agentes infecciosos han estado implicados en el desarrollo y la progresión del Alzheimer antes, pero la evidencia de la causalidad no había sido convincente. Ahora, por primera vez, tenemos pruebas sólidas que conectan el patógeno intracelular P. gingivalis y la enfermedad de Alzheimer”.

La importancia de la boca

Los investigares no se quedaron ahí e identificaron enzimas tóxicas llamadas gingipainas en el cerebro de pacientes con Alzheimer. Pero, además, también encontraron esas gingipainas en cerebros de personas fallecidas que no fueron diagnosticadas con Alzheimer.

Hasta ahora, el patógeno Porphyromonas gingivalis y el Alzheimer se habían relacionado pero no se sabía si la enfermedad de las encías provoca Alzheimer o si es la demencia la que conduce a un cuidado bucal deficiente. Ahora, el hecho de encontrar gingipainas en personas que nunca fueron diagnosticadas de Alzheimer podría sugerir que podrían haber desarrollado la enfermedad si hubieran vivido más tiempo.

Los autores de la investigación aseguran en su estudio que “nuestra identificación de antígenos de gingipaina en los cerebros de personas con enfermedad de Alzheimer y también con patología de esta enfermedad pero sin haber sido diagnosticados de demencia, sostiene que la infección cerebral con Porphyromonas gingivalis no es el resultado de una atención dental deficiente después del inicio de la demencia o una consecuencia de la enfermedad, sino un evento temprano que puede explicar la patología encontrada en personas de mediana edad antes del deterioro cognitivo”.

Así que ya lo sabéis, prevenir antes de curar.

Fuente: Elconfidencial.com


Deja un comentario

Abordar nueve factores de riesgo podría prevenir un tercio de los casos de demencia

demencia

Una investigación de 24 expertos internacionales ha concluido que podrían prevenirse un 35% de los casos de demencia en todo el mundo si se prestara atención a nueve factores de riesgo a lo largo de la vida. Esas medidas incluyen: escolarización al menos hasta los 15 años, reducción de la pérdida auditiva, la obesidad y la hipertensión en la mediana edad (45-65 años), y reducción del tabaquismo, la depresión, la inactividad física, el aislamiento social y la diabetes a una edad más avanzada (> 65 años). En comparación, abordar el factor de riesgo genético más importante (ApoE) prevendría sólo un 7% de casos de demencia.

Los tres factores de riesgo que potencialmente podrían plantear la mayor diferencia en la prevención de la demencia son permanecer en la escuela (8%), reducir la pérdida auditiva en la mediana edad (9%) y dejar de fumar a una edad más avanzada (5%).

Por lo general, la demencia se diagnostica a una edad avanzada, pero los cambios cerebrales relacionados con la demencia usualmente comienzan a desarrollarse años antes de que aparezcan los síntomas. Por ello, según los expertos, abordar la prevención de la demencia de una forma más amplia que refleje esos factores de riesgo cambiantes será beneficioso para las sociedades que envejecen y ayudarán a prevenir la creciente cantidad de casos de demencia en todo el mundo.

Como en todo, mejor prevenir que curar.


Deja un comentario

Relación entre las Enfermedades Cardiovasculares y la Enfermedad Periodontal

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística sobre las causas de mortalidad del año 2013, la enfermedad cardiovascular sigue manteniéndose como la primera causa de defunción en nuestro país por encima del cáncer y de las enfermedades respiratorias. Por ello, reducir esta tasa debe ser una labor prioritaria para las autoridades sanitarias y para cualquier ciudadano de a pie en la medida de lo posible.

Para evitar esta enfermedad, debemos hacer uso de la prevención mediante una buena alimentación cardio-saludable como la dieta mediterránea, controlar el peso, practicar ejercicio, eliminar hábitos nocivos como fumar, o beber alcohol.

¿Qué relación existe entre las Enfermedades Cardiovasculares y la Enfermedad Periodontal?

Como bien sabemos, las Enfermedades Periodontales, constituyen un grupo de cuadros clínicos, de carácter infeccioso y destructivo que se localizan en el periodonto (formado por la encía, cemento dental, hueso alveolar y el ligamento periodontal). Estos cuadros, tienen como consecuencia la formación de bolsas periodontales, grandes escondites de bacterias que no solamente siguen destruyendo los tejidos de soporte del diente, dando como resultado movilidad y perdida dentaria; sino que recientemente, estudios cientificos, han demostrado la correlación existente entre la enfermedad arterial coronaria (arterioesclerosis) y la periodontitis siendo un factor de riesgo junto con la hipertensión, diabetes, alto colesterol y tabaquismo.

Los estudios consistieron en determinar cómo bacterias específicas de las periodentitis como: Porphyromonas gingivalis (PG) y Streptococcus sanguis, Actinobacillus actinomycetemcomitans (AA), PG, Bacteroides forsythus, Treponema denticola (TD), Campylobacter rectus, Fusobacterium nucleatum – periodonticum, Prevotella intermedia (PI), Prevotella nigrescens y Tannerella forsythia (TF)…fueron detectadas en placas de ateromas formadas en las arterias. Cuando se sueltan, forman trombos que anidan y obstruyen cualquier vaso sanguineo existente causando entre otras afecciones infarto agudo de miocardio.

Por todo ello, conviene realizar visitas periódicas al odontólogo para poder detectar una posible enfermedad periodontal con suficiente antelación, y tratar los posibles focos inflamatorios que pueden resultar en graves consecuencias para nuestro organismo

Fuente: Detention of periodontal bacteria in thrombi of patients with acute myocardial infarction by polymerase chain reaction. Publicado el 02/26/2012; American Heart Journal. 2012;163(2):164-167. © 2012 Mosby, Inc.


Deja un comentario

¿Mal aliento?

La Halitosis, también conocida como mal aliento, se define como el conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca. Un problema que afecta al 25 % de la población.

En función de su origen, existen dos tipos de Halitosis:

  • La Halitosis oral proviene de la propia cavidad oral y se debe principalmente (en un 41%) a la acumulación de biofilm oral (placa bacteriana) en la lengua. Aunque también puede estar causada por otras situaciones como: problemas periodontales, caries dentales, hábito de fumar, la ingesta de ciertos alimentos como el ajo, cebolla, entre otras. Según múltiples estudios científicos, la Halitosis oral corresponde al 90% de casos.
  • Cuando la halitosis se origina fuera de la cavidad oral, se denomina Halitosis extraoral. Se debe principalmente a trastornos sistémicos, del tracto respiratorio superior/inferior, del sistema digestivo, así como enfermedades hepáticas o renales. Y ésta corresponde al 10% de los casos.

En general, la Halitosis es difícil de diagnosticar, ya que es improbable que uno mismo detecte su propio mal aliento. En algunos casos el mal aliento simplemente se sospecha. Ante la duda, se recomienda consultar el tema con alguna persona de confianza, quien podrá detectar con mayor facilidad la presencia de mal aliento.

Desde el punto de vista asistencial, la ayuda de un profesional del área odontológica puede contribuir en el diagnóstico. En la exploración de un paciente con Halitosis se involucran aspectos fundamentales, como el estado de salud general junto con el estilo de vida (costumbres y hábitos), también la situación oral y sus hábitos de higiene. Además, se debe realizar una medición cuantitativa del mal aliento.

El tratamiento de Halitosis oral está orientado a disminuir el número de bacterias productoras de mal olor depositadas en el dorso posterior de la lengua y en el surco o bolsa periodontal, así como la volatilización de productos malolientes.

Entre los agentes antimicrobianos usados en el tratamiento se encuentra la Clorhexidina a baja concentración 0.05%, el Cloruro de cetilpiridinio y el Lactato de zinc que han demostrado su eficacia en la reducción de variables asociadas a la Halitosis.

A nivel general, los protocolos de tratamiento contemplan la realización de una limpieza dental profesional e instrucciones de higiene oral que van desde un correcto cepillado y limpieza interproximal, a una limpieza completa de la lengua (con un limpiador lingual acompañado de un colutorio realizando gargarismos para alcanzar la parte posterior del dorso lingual).

¿Sospechas que tienes mal aliento? Pide cita en Robles Dental en 986 262 906 ó en info@roblesdental.com

 


Deja un comentario

El Síndrome de la Boca Ardiente (SBA)

¿Qué es?: El Síndrome de Boca Ardiente (SBA), son sensaciones anormales de ardor, quemazón, escozor en la mucosa bucal, normalmente por ninguna causa aparente. El ardor es el síntoma predominante pero se puede acompañar de alteraciones del gusto, sensaciones punzantes y sequedad de boca.

Localización habitual: punta y bordes de la lengua, por lo cuál también se le llama Glosodinia, paladar duro (cielo de la boca) y labio inferior.

Frecuencia de presentación: del 0.7 – 4.5% , siendo más frecuente en mujeres que en hombres, en relación 3-1. En mujeres sucede con más frecuencia alrededor del periodo menopáusico, es decir cuando se va retirando la regla , con una frecuencia muy alta de un 30%.

Formas de presentación:

  • La forma normal de presentación es que el afectado, se levanta bien por la mañana, y los síntomas van aumentado en el transcurso del día alcanzando el climax al atardecer, las molestias se ausentan por la noche, pero dificulta la conciliación del sueño (65%).
  • Otra forma es la continua, es decir todo el día con molestias (26%), habitualmente se la relaciones con factores psicológicos tales como ansiedad crónica.
  • y por último, la menos frecuente (10 %), es la intermitente, es decir con dias libres con ausencia de síntomas.

Además, ¾ parte de los pacientes tienen subjetivamente la sensación de boca seca, en pacientes mayores y los tratados con medicación llamémoslas “psicológicas” que como efecto secundario fabrican menos saliva pero en restos de pacientes el análisis del flujo salivar en cuanto calidad y cantidad es normal.

Factores desencadenantes del SBA:

  • Hábitos tóxicos: alcohol, tabaco, etc.

  • Agentes infecciosos : candidiasis , helicobacter pylori, enfermedad periodontal, etc.

  • Alergias : substancias alimenticias, cosmeticas, dentrificos, materiales dentales, etc.

  • Hábitos parafuncionales : empuje lingual, chupeteos, bruxismo, etc.

  • Prótesis bucales mal ajustadas o de acabado defectuosas.

Tratamiento: Por lo general, en cuanto note los sítomas descritos, deberá concertar una cita con su dentista para que valore el origen de su SBA y actúe en consecuencia, pero hay algunas acciones que pueden ayudarles a controlar esta afectación. Beber abundante agua, evitar el tabaco y el alcohol, masticar chicles sin azúcar, evitar comidas picantes, reducir el consumo de alimentos ácidos o tratar de reducir el estrés, son algunos de los consejos que pueden ayudar a cualquier personas afectada por el síndrome de la boca ardiente sea cual sea el motivo que se lo ha provocado.

Lo mejor en todo caso será que contacte con su dentista para que le puede hacer un diagnóstico detallado de la situación y así poner remedio a esta incómoda enfermedad que de no tratarse puede incluso durar algunos años estando latente en nuestra boca.


Deja un comentario

Las células madre de pulpa dental

La última estructura de los tejidos biológicos son las células, las uniones de ellas formas los órganos y cómo funcionan entre sí, los sistemas.

Las células madre son células en origen, sin diferenciar, con capacidad de multiplicarse, renovarse durante largos periodos de tiempo y diferenciarse en las distintas células y tejidos que componen nuestro organismo.

Los primeros estudios datan de 1963, con los estudios de Till & Mc Culloch sobre Células Madre Hematopoyética, de gran importancia en transplantes de médula ósea. En el año 1992 en Nueva York, se crea el primer banco público de células madre de origen cordón umbilical.

En 2004, Papaccio describe la presencia de células madre en dientes de leche y en 2006, en USA, se crea el primer banco de células madre de pulpa dentaria (DPSC).

Pero…¿Qué es la Pulpa Dentaria?, es la parte interna del diente, donde se alojan los vasos sanguíneos encargados de nutrir al diente y las terminaciones nerviosas responsables de la sensibilidad dentaria. Es una cavidad tapizada por un recubrimiento de células y entre ellas se encuentran las células madre.

Dependiendo de la edad del paciente y tamaño de la pieza dentaria se pueden encontrar hasta 300.000 células madre. Se pueden obtener de una manera accesible y estéril, en dientes de leche o en permanentes, es un proceso reproducible, pueden ser auto transplantables, que el donante y el receptor sea la misma persona, con lo que el grado de rechazo se reduce considerablemente. Todo ello, va a suponer un gran avance en medicina regenerativa y reparadora.

Actualmente, esta práctica se encuentra en fase de experimentación, pero los resultados son excelentes en su uso cómo inyección directa de células para regenerar tejidos dañados en situaciones como accidente cerebro-vascular, enfermedades degenerativas del sistema nervioso central ó periférico, infarto de miocardio, diabetes; transplantes de cornea, etc.

Un gran avance para la medicina, os animamos a que os informéis con más detalle sobre esta técnica en la web especializada de CRIODENT


Deja un comentario

La importancia de la saliva

Todos sabemos que nuestro cuerpo es sabio y que cuando algo va mal, manda señales para alertarnos. Una de las posibles señales que nos puede mandar nuestro cuerpo es a través de la saliva.

La saliva, no sólo se encarga de ayudar en la digestión y en el procesamiento de los alimentos, también protege la superficie interna de la boca y los dientes gracias a su PH alcalino que neutraliza los ácidos producidos por la placa bacteriana. Además, resguarda la superficie interna de la boca; aporta a los dientes el calcio y fosfato necesarios para remineralizarlos; es un poderoso depósito de flúor; y diluye y elimina los azúcares presentes en la boca.

La ausencia o abundancia de ella nos puede dar mucha información:

Tener boca seca (o xerostomía por disminución de flujo salival), puede estar ocasionada por el consumo de ciertos medicamentos como antidepresivos, antiestamínicos, antiasmáticos, medicamentos para controlar la tensión arterial; puede alertarnos de enfermedades sistémicas como la diabétes o artrosis, por radioterapia, o ciertas enfermedades autoinmunes, e incluso por gripe. También puede ser puntual por nerviosismo, enojo, o estrés.

En cambio, el exceso de saliva (o sialorrea, sialosis, ptialismo), puede aparecer junto con las dificultades para tragar, un síntoma característico de enfermedades como el Parkinson o la acalasia (trastorno del esófago que dificulta el paso del alimento hasta el estómago). Además, la hipersalivación se debe a algunas patologías o estados emocionales u otras condiciones transitorias. También se puede dar durante el primer trimestre de embarazo y lo pueden provocar algunos fármacos como los utilizados para controlar la hipertensión.Xerostomia-o-sindrome-de-la-boca-seca

En todo caso, y como en la vida misma, el término medio es lo mejor. Debemos estar atentos a estos signos, hidratarnos bien y ante cualquier duda, acudir al dentista.